Panamá, Ciudad de Panamá

Márquez He tenido el miedo en el cuerpo

Márquez He tenido el miedo en el cuerpo


  • Por:
    AS
  • Publicado:
    16 Febrero 2022

Marc Márquez se pasó por Madrid a su regreso del test de MotoGP en el nuevo circuito indonesio de Mandalika. Asistió a la presentación del documental 'MotoGP unlimited' y tuvo tiempo de atender al Larguero de la Cadena SER y al AS desde el un céntrico hotel de la que ya es su nueva ciudad de residencia. Lo hace para mantener su hombro fresco todo el curso.

-¿Cómo está?

-Bien, al verdad es que bien. Volviendo a sonreír, que es importante después de dos añitos tocando fondo. Ya toca.

-¿Se puede decir que Marc ha vuelto?

-Se puede decir que Marc está volviendo. Realmente volveré cuando el nivel en pista vuelva a ser el de antes. Hasta 2019 toqué el cielo, era el momento álgido de un deportista y ahora me ha tocado vivir la otra cara de la moneda, que son las lesiones. Entras en una, sales, entras en otra y ahora parece que la luz al final del túnel brilla un poco más.

-¿Ha perdido en algún momento la sonrisa?

-Pues el dolor te cambia el carácter. Esto es algo que no me había pasado hasta el momento. No es la situación o la incertidumbre, que con esto no lo pasas bien. El año pasado, por ejemplo, estaba compitiendo en el Mundial, pero con dolor y molestias, lo que me cambiaba el carácter y lo sufrió todo mi entorno.

-¿Con quién lo paga?

-No me cansaba de pedir perdón, pero lo entendieron. Les decía que me disculparan, porque cuando tenía dolor me cambiaba el carácter y estaba menos receptivo a todo.

-¿Qué es lo que más le dolía en la moto?

-Va por épocas. En las tres operaciones del brazo, se sufre, pero más que dolor es la incertidumbre de qué pasará. Una vez vuelves y ves que no puedes, ahí es el dolor psicológico y mental, que cuesta aceptar. Hice un ejercicio súper rápido, para lo que el entorno me ayudó, que era ver la realidad del momento. No crearse unas expectativas que no tocaban. Todo eso me ayudó a salir de ese bache y, cuando ya estaba saliendo, con dos victorias consecutivas y parecía que todo iba bien, pues en un entrenamiento me caí y recaí de una lesión de la visión, que me ha tenido un invierno con el miedo en el cuerpo.

-¿La visión doble es lo peor que le puede pasar a un piloto?

-La visión doble es mucho peor que una lesión ósea con dolor, porque en una lesión del brazo tienes una planificación y ves que va mejorando, que hay una progresión y siempre te dicen que, con tiempo, se curará. Pero una visión doble, sabes lo que te viene porque ya la pasé en 2011 y cuando vas al doctor, el doctor Bernat Sánchez, que ha sido muy sincero y muy honesto en todo momento, te plantea los tres escenarios y te dice: "Vamos a esperar tres meses. Si no se cura, hay una operación que serán tres veces más. Y si con esa operación no va, pues chico, quizá no te quede una visión para volver a ir en moto sino para hacer una vida normal". Cuando ya ves visión doble y que no puedes hacer una vida normal, lo deportivo queda en segundo plano.

-Cuando le dice eso el doctor, ¿en algún momento se ha llegado a temer lo peor?

-Cuando te dice eso el doctor, en algún momento lloras solo en una habitación, porque sabes lo que te viene, lo que puede pasar. Por muy optimista que seas y tengas ganas de ir en moto y salir del bache, eres realista. Es jodido, hablando claro, el no poder hacer una vida normal y tener esta incertidumbre. El mismo médico dice que es un milagro que con dos meses y medio o tres meses se me haya curado lo de la visión y no me haya quedado ninguna secuela.

-Es increíble.

-(Sonríe). Alguien ha dicho que tenía que pasar y que tenía que quedar perfecto. Yo he hecho todo lo que me han pedido, que si ir a este fisio o este osteópata, que si este tratamiento... Lo he probado todo. Por ganas no iba a ser.

-¿Estos dos años le han hecho más fuerte?

-Sería igual de fuerte sin haberlo pasado. Preferiría no haberlo pasado. Sí que te hace ver otra perspectiva y madurar de una manera diferente. Y entender el deporte también un poquito diferente. Siempre con la misma entrega, pero ya cuidando más el cuerpo y no ir tanto con los ojos cerrados. Pensarlo todo un poco más antes de decir cosas. Esto son experiencias de la vida.

-¿Vamos a seguir viendo al mismo Marc Márquez, con la misma agresividad que tenía?

-Mi intención no es repetir el mismo Márquez sino una evolución. Encontrar el mismo Márquez quizás no puedo o quizás sí, pero es una evolución y mi objetivo, sea como sea, a pedales o nadando, es luchar por un Mundial. Esto lo tengo muy claro. Aunque sea a pedales quiero luchar por un Mundial. Esta es mi intención y estoy trabajando y haciendo cambios muy grandes en mi vida, para intentar luchar este 2022. Quizás desde el inicio no empiece de la mejor forma, pero es muy largo el año.

-¿En algún momento hay miedo cuando va en la moto a 300 por lo que ha pasado?

-Si hay miedo no estaría pensando en luchar por un Mundial ni en competir. Si te entra miedo o duda y ves la caída, bájate y déjale tu sitio a otro.

-Se le ve bien y parece que el hombro también está ya recuperado...

-Bueno, bueno.

-¿Qué tal la nueva Honda? Parece que ya es para todos los públicos porque Pol ha liderado con ella en el test de Mandalika.

-Es muy diferente. Es el cambio más grande que ha habido estando yo en Honda, y ya llevo diez años, que se dice rápido. En una marca como Honda, cuando estás ganando, por mucho que la moto sea crítica es difícil hacer cambios grandes. Como hasta 2019 se iba ganando, no se hacían cambios muy grandes en la moto, pero es cierto que estos dos últimos años yo no he estado prácticamente en el equipo y ha habido sequía de resultados. Esto ha provocado que Honda haga un cambio grande para buscar soluciones. Es una moto que, de entrada, a mi estilo no se adapta de manera natural.

-¿Por qué?

-Necesito otras cosas. Necesito sentir mucho el tren delantero y es una moto que se pilota más con el tren trasero. En el primer entreno, no toqué nada e intenté entender la moto. Ya en el segundo, me la empecé a traer a mi terreno, a lo que necesito yo para ir rápido. No existe la moto perfecta sino que tú te tienes que adaptar y el equipo te tiene que ayudar a sacarle provecho.

-Es un año de mercado para todos menos para usted, que renovó hasta 2024. ¿Quién le gustaría que fuese su compañero?

-Honda tiene que elegir el que sea más fuerte. Nunca he opinado sobre mi compañero de equipo ni he vetado ni obligado. De hecho, cuando se retiró Pedrosa vino Lorenzo, que a priori tenía que ser un compañero incómodo, pero no le salieron las cosas. Luego creyeron que Pol tendría el nivel y creo que este año será un candidato al título por cómo ha hecho la pretemporada. Veremos. No depende de mí. Yo tengo tres años más de contrato y mi objetivo es, sea quien sea mi compañero de equipo, ganarle.

-Dentro de lo malo que han sido estos dos años, tiene la parte positiva de que, si vuelve a ganar el Mundial será aún más épico. ¿Qué cree que le hace falta para ser un día el mejor de la historia?

-Estoy haciendo todo y más para volver al nivel que estaba. Un tema es el brazo, al que tengo que seguir cuidando. De hecho, con el doctor Samuel Antuña decidimos ponernos en contacto con el doctor Ángel Cotorro, que es el doctor de Rafa Nadal y la Selección de tenis, porque tiene un equipo muy bueno de fisios y preparador físico, para sacar el máximo provecho a este hombro. Sé que será mi punto de Aquiles durante el año y sé que lo tengo que cuidar bien. Personalmente, he hecho un sacrificio grande que es que me traslado a Madrid durante todo 2022 para esto, para poner toda la carne en el asador. Confío en ellos. Me tendrán el hombro fresco toda la temporada y voy con todo. Quiero mucho a mi Cervera y he vivido toda mi vida allí, pero nos venimos aquí, a seguir con el mismo estilo de vida pero con este grupo de médicos para volver a luchar por un Mundial, para ir a por el noveno.

-¿Se viene también su madre?

-Mi madre vendrá más de lo que se piensa... aunque ya me ha dicho que ella se queda en casa. Me he cogido la casa a las afueras, para que el centro se quede lejos, que me han dicho que hay mucha mala vida por aquí. Yo tranquilo, y los circuitos los tengo localizados ya.

-Va a ser el primer Mundial sin Rossi. ¿Le va a echar de menos?

-No me llevo bien con Valentino, ya lo sabéis, pero no tengo problema en reconocer que MotoGP sin él pierde un icono importante y un piloto que arrastraba mucho público, pero MotoGP sigue. Hay nuevas generaciones y yo soy el primero que me tengo que reinventar, para que no me saquen de la parrilla. La vida sigue. Se han retirado pilotos muy grandes, pero es cierto que el impacto de Valentino era muy grande. El campeonato seguro que sigue con el mismo interés y el mismo espectáculo en pista. El aficionado lo que quiere ver es adelantamientos y show, lo que está asegurado. Se le echará de menos las primeras carreras, pero esto sigue, y, cuando se apague el semáforo en Qatar, la gente estará pendiente de ver quién gana. Está Quartararo, Bagnaia y muchos pilotos.

-Pues felicidades, que ya es 17 de febrero y eso es su cumpleaños.

-29 años ya, quién lo diría.

-Habrá que ver 'MotoGP Unlimited', el documental de Amazon que han presentado.

-Sí. MotoGP quiere crecer y abrirse en otras plataformas como es Amazon y vernos desde dentro y nuestras intimidades pues es bonito y el aficionado lo agradece.

-¿Ve bien al Barça de Xavi?

-Le veo mejor, pero hay trabajo por hacer. No se cambia de un día para otro. El problema del deporte es que estás arriba y lo malo puede venir de un día para otro. Pero para pasar de lo malo a lo bueno hay un trabajo por delante. Le deseo lo mejor a mi Barça, aunque hay trabajo por delante.

-Nos alegra verle tan bien. Buena suerte.

-Muchas gracias.

Márquez: "He tenido el miedo en el cuerpo".es un artículo original de https://as.com